El Gabinete de Seguridad Nacional y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) lamentan y condenan los hechos ocurridos en Cerocahui, Chihuahua, donde perdieron la vida los sacerdotes jesuitas, Javier Campos y Joaquín Mora.

 

Se informa que ya está identificado el responsable de los crímenes y se continúa con la investigación para dar con su paradero y no permitir la impunidad.

 

Por instrucciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde el primer momento se estableció comunicación con las autoridades locales para acordar la coordinación y apoyo que permitan la aprehensión y esclarecimiento del caso.

 

Todo en el marco de la política de Cero Impunidad del Gobierno de México.

 

Boletín No. 092